¿EN QUÉ CONSISTE EL MÉTODO DE REVALUACIÓN?

Las pyme que puedan determinar con fiabilidad el valor razonable de una clase de propiedades, planta y equipo, podrán aplicar el método de revaluación como medición posterior, esto a fin de garantizar que la información financiera depositada en los libros contables sea confiable y útil, la entidad deberá hacer revaluaciones periódicamente, lo cual asegura que el valor depositado en dichos informes no difiera significativamente del que podría determinarse utilizando el valor razonable al final del período sobre el que se informa, cuando una entidad decida aplicar el método de revaluación para un elemento de propiedades, planta y equipo, deberá revaluar también todos los elementos que pertenezcan a la misma clase de activos.

 

Al respecto no puede obviarse que el Estándar fue específico al indicar que cuando una entidad decida aplicar el método de revaluación para un elemento de propiedades, planta y equipo, deberá revaluar también todos los elementos que pertenezcan a la misma clase de activos; es decir que si por ejemplo una entidad distribuidora de gasolina decide revaluar sus camiones cisterna de máxima capacidad de transporte, también debe aplicar la misma política de medición posterior al resto de la flota, independientemente de su capacidad.

DIFERENCIA ENTRE REVALUACIÓN Y VALOR RAZONABLE.

Para dar respuesta a la inquietud se hace necesario revisar las definiciones para estos conceptos incluidas en los Estándares Internacionales, específicamente lo dispuesto en la sección 17 del Estándar para Pymes, sección en la que se incluye además las modificaciones realizadas por el Decreto 2496 de 2015.

Revaluación de activos

Revaluar es volver a medir un activo. La revaluación es un método de medición que se debe realizar con regularidad, con el fin de asegurar que el importe en libros del activo no difiera de forma significativa respecto de lo que podría determinarse utilizando el valor razonable al final del período.

Para su cálculo se requiere tomar el valor razonable –en el momento de la revaluación– y restar la depreciación y el importe acumulado de las pérdidas por deterioro de valor en períodos posteriores.

Valor razonable

 Es el precio por el cual se intercambiaría un producto en un mercado activo. Para encontrar el valor razonable puede contratarse a alguien que realice el avalúo del bien; analizarse los flujos de efectivo futuros del activo; o verificarse los precios de mercado.

Ten en cuenta que…

Aunque la entidad haya elegido el modelo de revaluación para una clase de propiedades, planta y equipo, solo debe aplicarlo cuando el valor razonable pueda medirse de manera fiable, sin costo o esfuerzo desproporcionado.

Por ejemplo, si la entidad elije el modelo de valor revaluado para sus edificaciones, pero tiene un edificio sobre el cual no se pudo medir el valor razonable de manera fiable, dicho edificio debe ser medido por el modelo del costo.