LA ACTIVIDAD VALUATORIA EN COLOMBIA
Activida valuatoria en Colombia

LA ACTIVIDAD VALUATORIA EN COLOMBIA

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Avaluador

Es la persona natural que posee la formación debidamente reconocida para llevar a cabo la valuación de un tipo de bienes.

Valuación

Es la actividad por medio de la cual se determina el valor de un bien. Este dictamen de la valuación se denomina AVALÚO.

Entidad reconocida de autorregulación

Entidad en la que deben estar inscritos los avaluadores y que se encarga de ejercer la función de autorregularlos, supervisarlos y disciplinarlos. Su abreviatura es E.R.A.

Registro Abierto de Avaluadores

Protocolo a cargo de las E.R.A en donde se inscribe, conserva y actualiza información de los avaluadores. Su abreviatura es R.A.A.

Marco normativo

  • La Ley 1673 de 2013 “por la cual se reglamenta la actividad del avaluador, y se dictan otras disposiciones”
  • Capítulo 17, sección 1 a sección 6 del Decreto 1074 de 2015, “por medio del cual se expide el Decreto Único Reglamentario del Sector Comercio, Industria y Turismo” (Incorpora el Decreto 556 de 2014).
  • Capitulo segundo y siguientes de la Resolución 64191 del 16 de septiembre de 2015, la cual se encuentra incorporada en la Circular Única de la Superintendencia de Industria y Comercio.

Actividades propias que pueden desarrollar los avaluadores

  • La formación de los avalúos catastrales, base gravable para los impuestos nacionales y municipales (prediales y complementarios);
  • En el sistema financiero, para la concesión de créditos de diversa índole en los que se requiera una garantía como los hipotecarios para vivienda, agropecuarios, industria, transporte, hotelería, entre otros;
  • En los procesos judiciales y arbitrales cuando se requiere para dirimir conflictos de toda índole, entre ellos los juicios hipotecarios, de insolvencia, reorganización, remate, sucesiones, daciones en pago, donaciones, entre otros;
  • En el Estado cuando por conveniencia pública tenga que recurrir a la expropiación por la vía judicial o administrativa: cuando se trate de realizar obras por el mecanismo de valorización, concesión, planes parciales, entre otros;
  • En la ciudadanía, cuando requieren avalúos en procesos de compraventa, sucesiones, particiones, reclamaciones, donaciones o cuando los requieran para presentar declaraciones solicitudes ante las autoridades o sustentación de autoavalúo o autoestimaciones;
  • En las empresas del Estado o de los particulares cuando lo requieren en procesos de fusión, escisión o liquidación;
  • En el servicio a las personas naturales o jurídicas que requieren avalúos periódicos de sus activos para efectos contables, balances, liquidación de impuestos, que evidencien la transparencia de los valores expresados en estos informes presentados a los accionistas acreedores, inversionistas y entidades de control;
  • En los dictámenes de valor de los bienes tangibles, bien sean simples o compuestos, géneros o singularidades;
  • En los dictámenes de valor de los bienes intangibles, universalidades o negocios en operación o en reestructuración que para tal efecto determine expresamente el Gobierno Nacional.

Deberes del Avaluador con el cliente y el publico

Aparte de los deberes generales que debe cumplir todo avaluador, se contemplan otros deberes frente a los clientes, colegas y terceros. Esto también hace parte del CÓDIGO DE ÉTICA de la actividad del avaluador.

Los Artículos 15, 16 y siguientes de la Ley 1673 de 2013, establece los siguientes deberes para con los clientes y el público en general:

  • Dedicar toda su aptitud y atender con la mayor diligencia y probidad, los asuntos encargados por su cliente.
  • Mantener el secreto y reserva, respecto de toda circunstancia relacionada con el cliente con los trabajos que para él se realizan.
  • Cuando dirija el cumplimiento de contratos, entre sus clientes y terceros, es ante todo asesor y guardián de los intereses de aquellos, pero en ningún caso le es permitido generar un perjuicio de manera ilícita a terceros.
  • El avaluador que haya actuado como asesor de la parte contratante en un concurso o licitación deberá abstenerse de intervenir directa o indirectamente en las tareas requeridas para el desarrollo del trabajo que dio lugar al mismo, salvo que su intervención estuviese establecida en las bases del concurso o licitación.

Deberes generales del avaluador

El ejercicio de la actividad valuatoria, debe ser guiado por criterios, conceptos y elevados fines, que propendan a enaltecerlo. Es por ello que todos los avaluadores deben cumplir con unos deberes generales frente a la E.R.A. Esto hace parte del CÓDIGO DE ÉTICA de la actividad del avaluador.

El Artículo 14 de la Ley 1673 de 2013, establece los siguientes deberes generales del avaluador inscrito en el Registro Abierto de Avaluadores:

  • Cumplir con los requerimientos, citaciones y demás diligencias que formule u ordene la E.R.A.
  • Cuidar y custodiar los bienes, valores, documentación e información que por razón del ejercicio de su actividad, se le hayan encomendado o a los cuales tenga acceso.
  • Denunciar los delitos, contravenciones y faltas contra el Código de Ética, de que tuviere conocimiento con ocasión del ejercicio de su actividad, aportando toda la información y pruebas que tuviere en su poder, ante la E.R.A.
  • Respetar y hacer respetar todas las disposiciones legales y reglamentarias que incidan en actos de esta actividad.
  • Velar por el prestigio de esta actividad.
  • Obrar con la mayor prudencia y diligencia cuando se emitan conceptos sobre las actuaciones de los demás avaluadores inscritos en el R.A.A.
  • Respetar y reconocer la propiedad intelectual de los demás avaluadores inscritos en el R.A.A sobre sus valuaciones y proyectos.
  • Los demás deberes incluidos en la Ley y los indicados en todas las normas legales y técnicas relacionadas con el ejercicio de la valuación.

Categorías para la realización de avalúos

  • Inmuebles urbanos
  • Inmuebles rurales
  • Obras de infraestructura
  • Inmuebles especiales
  • Maquinaria y equipos especiales
  • Semovientes y animales
  • Intangibles
  • Recursos naturales y suelos de protección
  • Edificaciones de conservación arqueológica y monumentos históricos
  • Maquinaria fija, equipos y maquinaria móvil
  • Obras de arte, orfebrería, patrimoniales y similares
  • Activos operacionales y establecimientos de comercio
  • Intangibles especiales

Deja un comentario