En este momento estás viendo ¿Es malo tener pasivos financieros?

¿Es malo tener pasivos financieros?

  • Categoría de la entrada:Pasivos

¿Qué es un pasivo?

Se considera pasivo financiero las deudas adquiridas con cualquier tipo de entidad, ya sea un banco, una entidad de crédito o una empresa, en la cual existe obligación de pagar a corto, medio y largo plazo.

Los pasivos forman parte de los instrumentos financieros de una empresa o de una persona que necesita adquirir posesiones pero que no dispone de la liquidez necesaria.

Lo ideal es tener pocos o ningún pasivo financiero, pero si es necesario, se trata de un gran instrumento si se utiliza de forma adecuada. Siempre que la deuda adquirida sea razonable y puedas hacer frente a la obligación de pago periódico durante el tiempo estipulado, puede ser una gran opción para cumplir tus objetivos.

Es más, la mayoría de empresas adquieren pasivos financieros, puesto que se trata de un instrumento válido para alcanzar los objetivos marcados, y que, de otra forma, sería muy difícil o imposible de conseguir, al no poseer la liquidez necesaria.

¿Es malo adquirir pasivos?

Aquí lo importante, y lo que recomienda los expertos, es que trates de que tus pasivos no sean superiores a tus activos, de lo contrario corres el riesgo de que tu patrimonio se vea mermado de manera importante.

Además, al momento de adquirir una deuda trata de hacerlo solamente si eres capaz de pagarla en su totalidad, pues si dejas de hacerlo, aparte de que tu historial se verá afectado, también puede haber consecuencias tan graves como el embargo.

Alternativas para no adquirir pasivos

La única alternativa a los pasivos financieros es el ahorro. Si existe la posibilidad de guardar cierta cantidad de dinero mensualmente para adquirir aquello que queremos o necesitamos, es mucho mejor hacerlo de esta forma. Es un proceso inverso en el cual no solo no se tiene que hacer frente a los gastos transaccionales o los intereses de adquirir una deuda, sino que, además, se pueden obtener beneficios utilizando instrumentos financieros como los depósitos a plazo fijo o las cuentas de ahorra.

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta